En mi País.

Este artículo lo escribí hace un tiempo, pero no tenía donde publicarlo. Por eso inauguro este blog con lo que sentí cuando me estaba graduando, en vísperas del paro petrolero del 2002.

_______________________________________________________

Se que este no es el estilo de alguien que opina en materia política, pero estoy tan dolida, que esto es lo único que puedo escribir en estos momentos. Soy Licenciada en Ciencias políticas y Administrativas, soy Politóloga como comúnmente nos conocen, y es triste que en mi país yo no pueda ejercer.

Antes del paro indefinido del 2002 y antes de que empezaran las recolecciones de firmas, intenté trabajar para el Gobierno, con mis reservas pero lo intente, ya que me repetía hasta el cansancio que yo era una profesional que había aprendido a trabajar con cualquier gobierno, o para cualquier político que requiriera mis servicios, además ya tenía compañeros de clase trabajando en la administración pública y eso me animaba un poco más. Pero mi ánimo se acaba cuando uno de esos compañeros me dice que yo no podía trabajar para ellos porque “se me notaba la cara de escuálida y además que yo era de las mujeres que al recibir una orden, la analiza y si consideraba que estaba mal dada la cuestionaba, y se necesitaba gente que recibiera ordenes sin emitir comentarios”. ¡Cómo es posible! que en mi país no se me permitiera ejercer en el área en que estoy preparada, tan solo por verme diferente, por tener sentido común, o por ser alguien capaz .

Por ende decidí firmar, y firmar de nuevo y refirmar otra vez, y aunque me suene absurdo supe que por lo que queda de gobierno no iba a poder trabajar en la administración pública. Sí, soy alguien más que trata de sobrevivir en mi país, como muchos jóvenes profesionales, y como mucho estudiante que se esta graduando para engrosar las estadísticas de desempleados, que cada vez es más grande. En mi país al parecer no hay futuro para aquellos que opinan, para aquellos que tienen cómo héroe a sí mismos y no al Che, para aquellos que quieren surgir y ser diferentes y no vivir en una sociedad igualitaria, para aquellos que queremos un país prospero y competitivo que imite las cosas buenas de países desarrollados y no un país que se atrase y se asocie con países que no tienen nada que ofrecer.

En mi país, yo soñaba con un futuro, con casarme y tener familia, en mi país yo quería ejercer y contribuir a que la política no tuviera una cara tan sucia, en mi país yo quería vivir en paz, en mi país yo me sentía orgullosa porque la discriminación no era tanta, pero ahora en mi país se ha generado el odio entre razas, cuando en realidad somos un mosaico de colores, una mezcla hermosa que en otros países no hay, se ha generado el odio entre clases, cuando se ha podido estimular a los mas afortunados para que ayudaran a los más necesitados, además que la creación y el mantenimiento de una clase media sólida es lo mejor que puede tener un país. En mi país quiero ser libre, en mi país quiero tener el derecho a escoger, en mi país quiero poder tener familia, en mi país quiero vivir.

Anuncios

Un comentario en “En mi País.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s