Mi Segundo Golpe de Realidad

El 26 me fui a dormir temprano porque me esperaba una exposición de geografía de Venezuela al día siguiente, acababa de cumplir 14 años de edad, estaba en octavo grado de bachillerato y ya había visto uno.

En la madrugada del 27 de noviembre de 1992, me despierto de un sueño profundo cuando las luces de la casa eran encendidas al sonar del teléfono, mi familia en Caracas llamaba a nuestra casa en Guri para avisar que se estaba llevando a cabo un “Segundo Golpe”, le decían a mi mamá ¡pon la televisión!, ¡pon la televisión!.

Aunque estaba pasando de todo en el país, el campamento seguía su rutina de todos los días, esa mañana me vestí como todas las demás para ir al liceo, aunque hubo retraso en el transporte asistí a clases, pero no de aula, ni la que da un maestro, vi clases de realidad, una realidad que veía por segunda vez en mi vida.

Todos mis compañeros, alumnos del liceo y yo llegamos con algunas preguntas y dudas y hasta temor por lo confuso de la situación, todos los adultos que veíamos tenían expresión de preocupación y cara de haber dormido poco aunque también habían algunos caídos de la mata que no tenían idea de lo que pasaba.

La directiva decidió no dar clases como todos los días y se limitaron a ser los niñeros, yo como en el primer golpe me fui a la Biblioteca a ver las noticias en la única televisión disponible para los alumnos, y ahí estaba yo, rodeada de profesores y personal administrativo viendo en ese aparato como mi país se desmoronaba, llevando mi segundo golpe de realidad.

Años después, con más claridad me preguntaba como algunos de los militares que aseguraban firmemente haber estado planeando esto casi desde sus primeros años de formación, podían estar orgullosos de tales actos, donde murió gente inocente y donde algunos de sus subalternos no tenían ni idea de la orden que iban a recibir. Cómo es posible que en vez de formarse como militares profesionales de carrera, (que les cuestan una millonada al país) se graduaran en esos dos golpes de conspiradores, porque para mi eso son, para mi nunca fueron militares, para mi siempre fueron y serán unos viles y vulgares conspiradores, y de los peores.

Ese 27 recibí clases de realidad y allí mi conciencia política se terminó de despertar, se empezó a formar mi camino el caminó que seguí y he seguido hasta hoy, el de una mujer convencida de que podemos tener un mejor futuro (aunque suene come flor) conociendo nuestro pasado, por eso espero que algún día tengamos memoria para identificar los baches que hay que rellenar y así no caer de nuevo.

Anuncios

5 comentarios en “Mi Segundo Golpe de Realidad

  1. Y no sólo costaron al país una millonada, sino que de paso fueron tan incomptetentes que prepararon el susodicho golpe por ¿años? y fallaron miserablemente.

    Me gusta

  2. Yo, ese 27 de Noviembre ya tenía 3 meses buscando trabajo, en agosto de ese año, la consultora de ingeniería redujo el personal, el proyecto que la ocupaba, fue postergado o eliminado, a consecuencia del golpe del 4 de febrero…

    justo al año, agosto del 93, volví a cobrar una quincena…

    Así, desde ese año 92, cuando salió el “por ahora” en TV… mi amor por ese ese …#@$%&, ha ido creciendo cada vez mas….

    Me gusta

  3. Muchisima gente murió ese dia y fue lamentable todos los desastres q causaron!…

    Y aún así tienen las santas b..as de llamar golpistas a kienes intentaron acabar con esto, pero de la misma forma mal planeada…

    Yo también tengo fe en q nuestro pueblo despierte y tengamos un amanecer diferente sin tanta rabia ni discordia en nuestro pueblo venezolano!…

    Y al q tuvo la brillante idea de sacarlos de la carcel q ni se le ocurra morirse! Por q tiene q vivir esta pesadilla con nosotros haste q se termine! Jejejeje!…

    Un beso!…

    Me gusta

  4. Como una vez te conté.

    Hoy te digo tristemente, que una cosa es verlo desde las gradas, otra es tener que recorger del suelo a un compañero y amigo ensangrentado, para sentirlo morir en los brazos, victima de la mano asesina y cobarde un francotirador apostado en un techo de uno de los edificios en las cercanias del museo historico militar.

    Armas que dió la república para defender la soberania, fueron volteadas en contra y con las mismas mataron a mucha gente inocnete.

    La gran mayoria de los francotiradores que estaban en la capital eran menores de edad, que solo cumplian órdens de alguna persona cuya responsabilidad aun se espera se aclarada.

    Algún día se contará esta triste historia, tal como ocurrió

    Me gusta

  5. Los líderes militares (si así se les puede llamar) que planearon esa masacre y que contaban para ese entonces con un montón de muchachitos inocentes en filas, no eran mas que infiltrados y cobardes, con ansias desesperadas de poder en efectivo y al instante. La masacre planificada de inocentes, a mi juicio, no era el cámino a seguir.

    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s