El Desengaño del Fiscal General

Respire profundo, deje sonar la canción y despeje la mente, porque ésto está para coger palco.

 

Cortesía de El Nacional

Isaías Rodríguez admite que el testigo clave en el caso Anderson lo engañó

El máximo representante del Ministerio Público expresó que el ciudadano colombiano mintió en uno de los más importantes testimonios ofrecidos para imputar a los presuntos autores intelectuales de la muerte del fiscal nacional. También confiesa que se siente defraudado por haberle hecho creer que era psiquiatra, aunque insiste en que el acto conclusivo del juicio traerá más certezas y que aún es posible confiar en su versión

LAURA WEFFER CIFUENTES

Nueve meses fueron necesarios para que el fiscal general de la República, Isaías Rodríguez, finalmente ofreciera una entrevista para hablar de los adelantos del Ministerio Público en relación con las investigaciones de la muerte de Danilo Anderson, que ocurrió el 18 de noviembre de 2004.

Al abrirse la puerta de la sala de reuniones de su despacho, en el penthouse de la sede del organismo en Parque Carabobo, Rodríguez no estaba solo. También se encontraban allí los demás fiscales que han seguido de cerca el caso. “Aquí están para que les preguntes lo que quieras” , dijo el abogado, al tiempo que tomaba su silla ante la larga mesa de conferencias.

Habló sobre Geovanny Vásquez, la impresión que le causaba el testigo y la posición que mantiene la Fiscalía sobre las pesquisas.

Durante la conversación, que duró más de tres horas, el funcionario reveló algunas facetas de la investigación que hasta ese momento eran desconocidas, pero otras prefirió reservárselas para luego de que se emita el acto conclusivo del juicio que se le sigue a los presuntos autores intelectuales del asesinato.
Especialmente llamativo es el hecho de que la Fiscalía haya podido corroborar finalmente que Vásquez les mintió al asegurar que fue testigo de una de las dos reuniones en las cuales supuestamente se planeó la muerte de Anderson. Esta es la cita que se habría celebrado el 3 de septiembre de 2003 en la selva de Darién, en Panamá, y en la que habrían participado 16 personas, la mayoría de ellas hoy imputadas como presuntos autores intelectuales del crimen.
“Con el Ministerio Público han sido faltos de piedad totalmente. Para algunos, nosotros no hemos hecho nada, él (Geovanny Vásquez) nos contó un cuento, nos enamoró, creímos en él, lo seguimos a pie juntillas. Pero en realidad nosotros hemos averiguado todo y cada uno de los hechos que él nos dio, y entre ellos lo de Panamá. Es cierto que él estaba preso para esa fecha; nosotros tuvimos la oportunidad de verificar que es cierto que él estuvo preso entre el 23 de agosto de 2003 y el 18 de diciembre de 2003. Y no lo dice una sola persona, lo dice el dactiloscopista del Instituto Nacional Penitenciario de Colombia y lo dice el fiscal de audiencias del circuito de Santa Marta. Y lo verifican con hechos. Es más, allí no solamente estuvo un fiscal colombiano; estuvo Yoraco (Bauza) en representación de Venezuela, y Yoraco repreguntó”.

-¿Para corroborar esto?

-Claro, y Yoraco lo corroboró. Nosotros lo corroboramos. Nosotros hemos corroborado todo lo que él ha dicho. Bueno, hay algunas cosas que no han podido corroborarse; pero entre ellas corroboramos esta.

-Vásquez no estuvo presente; pero, ¿tienen alguna prueba de que la reunión se haya llevado a cabo?
-No sé si ocurrió, pero si ocurrió él no la vio. Pudo haber ocurrido, lo que digo es que él no la vio. Si ocurrió tenemos que demostrarlo con otra gente, pero él no la vio. Porque él no la pudo haber visto. Ahora, él se empeña en decir “no, a mí me falsearon eso”. No es verdad que se lo falsearon, no es verdad. Por eso mandamos a un fiscal. Es la única prueba donde nosotros le exigimos a la Fiscalía colombiana “nosotros queremos un fiscal venezolano allí”.

-¿Cómo fue el proceso de verificación de esta información?

-Simplemente hicimos una rogatoria en la que planteamos una cantidad de interrogantes, y con esa cantidad de interrogantes nosotros entrevistamos a esas dos personas y les hicimos las repreguntas que fueran necesarias para llegar a la conclusión. La información no ha llegado oficialmente, tenemos la copia. De hecho, el acto conclusivo está absolutamente listo; pero nos falta esto.
-¿Hace cuánto tiempo manejan esa información?

-Estamos verificando todo lo que hizo desde el mismo momento que llegó.

-¿Pero esta certeza de que no estuvo en la reunión?

-Bueno, nosotros hicimos la entrevista en Santa Marta.

-¿Cuándo?

-Esa entrevista nosotros la realizamos este año.

-¿Por qué no lo habían dicho antes?

-¿Por qué no habíamos dicho qué?

-Que efectivamente Geovanny Vásquez no había estado en esa reunión

-Porque no teníamos porqué decir eso.

-Imagínese el impacto que esto va a tener. ¿Cómo la Fiscalía puede seguir confiando en Geovanny Vásquez? ¿Cómo la gente puede confiar en la Fiscalía?

-Más deben creer en la Fiscalía, porque estamos diciendo que esta parte no es cierta. Lo que deben es creer en la Fiscalía.

-¿Y cómo creer en Geovanny Vásquez?

-¿Por qué negarle todo? ¿Por qué no creer lo que es verdad? Porque hay una cantidad de cosas que sí lo son. Por ejemplo, algunas las sostiene Rafael García, el ex directivo de informática del DAS de Colombia.

-Fiscal, pero revirtiendo los porcentajes que alguna vez usted diera, pareciera que 80% de lo que dice Vásquez no es cierto, y el resto quizás quién sabe.

-Porque tú estás en esa acera, pero si estuvieras en esta acera dirías algo distinto.

-Fiscal, pero usted no debería estar en ninguna acera.

-Yo estoy en la acera de la verdad. Yo estoy buscando la verdad. Tú no, tú estás dando información. Yo tengo la obligación de buscar la verdad. Además, no tengo otra alternativa, no puedo inventar. Tú me preguntas cómo creer en Geovanny. Bueno, yo te estoy diciendo porqué. Tú no puedes negarle todo.

-La aparición de Rafael García es relativamente reciente; además, él sólo se refiere a un atentado al Presidente…

-Es que hay más. Hay mucha gente, lo que pasa es que no declaran. Tienen miedo.

-¿Hay otro testigo?

-No, yo no tengo otro testigo.

-A pesar de que en un par de ocasiones previas aseguró que contaba con otros

-Es que los tenía y no me declararon. Todo el mundo tiene miedo. Todos los testigos los tengo en Colombia, porque los de Venezuela me sirvieron para la autoría material.

-Con respecto a la reunión de Maracaibo, en la que se habría decidido asesinar a Anderson, ¿tienen conocimiento de que haya ocurrido?

-Sí.

-¿Estuvo Geovanny Vásquez presente?

-Sí, y la información la presentaremos en el acto conclusivo.

-¿Estaban allí las personas que él menciona?

-Sí ocurrió. En esa fecha en ese lugar.

-¿Y la ocurrida en Miami?

-No sé. No tenemos ninguna confirmación. No pudimos comprobar, porque es muy difícil comprobar las cosas en los Estados Unidos.

-Sin embargo, usted le pidió ayuda a la Embajada de ese país.

-La Embajada me la ofreció, pero no me ha cumplido. Ellos me ofrecieron entregarme a Johan Peña y a Pedro Lander. Es más, él (Hernando Contreras, uno de los fiscales en el caso) tiene conmigo un cable pelado, porque él me aseguró que me traía esa información y yo le dije: no lo vas a conseguir porque Estados Unidos sólo quiere entretenernos.

-Hay quienes aseguran que la Embajada lleva su propia investigación sobre el caso.

-En absoluto. Pero el resultado de ellos va a ser que todo lo que estamos haciendo es falso. Porque si ellos tuvieron la osadía de meterse en Irak, qué cosas no pueden hacer.

-Fiscal, aún es difícil entender cómo el organismo que usted representa sigue protegiendo a Vásquez y promoviéndolo como testigo.

-El hecho de que este hombre diga que no podía quedarse callado ante un crimen de esa naturaleza…Mira, ante el monstruo que puede haber dentro de ese hombre hay una luz. Yo quiero agarrarme de esa luz. ¿Si me equivoco? Bueno, me equivoco, no soy infalible. No somos infalibles en el Ministerio Público; pero, además, si nos equivocamos hay un mecanismo de control que es el juicio, las apelaciones. Ahora, si nosotros nos equivocamos será de buena fe. El Ministerio Público no tiene mala fe.

-Sin embargo, usted estará al tanto de que hay versiones que indican que Geovanny es un testigo fabricado por algunos fiscales; que ante la proximidad del primer aniversario de la muerte de Anderson, y sin tener resultado concreto de la investigación, lo presentan como una versión válida.

-Cuando los españoles nos conquistaron había una leyenda negra y una dorada. Esa es la negra. Ese señor llegó a la Fiscalía de la mano de un funcionario medio de Cancillería.

-Pero en la Cancillería tampoco había referencia previa, él llegó como un paracaidista.

-Claro, nadie averiguó su vida. La vida se va averiguando después que da su versión. Mira, nosotros empezamos a averiguar quién es él

-¿No lo tenían que hacer antes?

-¿Cómo antes? Tendríamos que ser brujos.

-El llega el 25 de agosto, y la primera vez que sale su nombre a la luz pública es en noviembre. ¿Por qué en ese período no se averiguó quién era Vásquez? Si descubrir que no era psiquiatra era tan fácil como llamar a la Asociación de Psiquiatría de Colombia, algo que toma menos de un minuto…

-No; y que esa es una de las cosas, por ejemplo, en la cual él me engañó. Él me dijo que él era psiquiatra, porque además habla como psiquiatra. Él tiene lenguaje técnico. Yo me hice un psicoanálisis de cinco años, mi hija es psicóloga clínica; mis novelas preferidas son las de psicología, de toda la vida. He leído como cinco biografías de Freud, dos de Jung. El lenguaje que él usó, que a mí me pareció, con mis conocimientos, que era un lenguaje técnico. Aparte de eso, sino que tuvo pacientes que creyeron en él; y los pacientes existen.

-¿Ustedes los entrevistaron?

-No, pero sabemos que hubo pacientes, porque nos han referido.

-Esa es otra cosa, es prácticamente imposible que el testigo ofrezca precisiones en nombres.

-¿Los va a exponer?

En ese momento interviene el fiscal Yoraco Bauza: “Si llega el expediente completo de Santa Marta, yo vi los nombres de los pacientes. Hay unos que dicen que dudaron de él y hay una señora que prácticamente le hace una estatua. Que fue el único psiquiatra que logró curarla. Retoma la conversación Rodríguez y dice: “Todas esas referencias se van a conocer cuando el expediente sea público” .

-Retomando lo de la dilación en la investigación de Vásquez.

Lo que pasa es que teníamos dos juicios paralelos. El de los autores materiales e intelectuales, y nos dedicamos sobre todo al de los materiales, porque para nosotros era mucho más importante lo que ya teníamos. Andar sobre seguro. Nosotros presentamos 147 evidencias en contra de los autores materiales.

-¿Qué ocurre con los autores intelectuales si Vásquez no asistió a la reunión de Panamá?

-La reunión de Maracaibo sí hubo. Había unas cuantas personas. Y Geovanny sí estaba.

-¿Bajo las órdenes del jefe del Bloque Norte de las Autodefensas, Jorge 40?

-No sé si estaba a las órdenes de Jorge 40, pero sí a las de las AUC.

-¿Cuántas veces ha hablado con el testigo?

-Él vino a Venezuela a proteger su vida. El contacto con él lo hice yo el 24 de agosto de 2005 en la noche. A mí me lo trajo un funcionario de Cancillería (me reservo el nombre), y me dijo que sabía todo lo que había pasado con Anderson. Yo estuve con él desde las 8:00 de la noche hasta la 1:00 de la mañana. Me contó el cuento, en honor a la verdad, parte del cuento tenía que ver con la investigación de la autoría material que yo conocía, y por eso me pareció que parte de lo que decía era verdad. Por ejemplo, de ese 80% que yo dije que creía que era verdad, un 50% era todo lo que yo sabía de la autoría material y que él desarrolló con lujo de detalles. A ese 50% le agregó un 30% de hechos que tenían relación y que me permitió llegar a la conclusión que la persona sabía de la situación. Yo no podía conjeturar que lo que decía en ese momento era cierto o no; en todo caso, me dio la impresión que tenía bastante conocimiento.

-¿Con respecto a la autoría material?

-Con respecto a casi todo; lo otro que contó tenía lógica. Algunas cosas que contó no tenían lógica.

-¿Cómo qué?

-Por ejemplo, él incluyó en su relato los nombres de algunas personas que era absolutamente imposible que estuvieran relacionadas con el caso Anderson y que no las quiero señalar. Eran personas que estaban en la actualidad política, que eran operadores pero que no me cuadraban que estuvieran allí.
-¿Cómo alguien de la jerarquía eclesiástica de apellido Castillo?

-No, no me nombró a nadie de la jerarquía eclesiástica.

-Pero en la entrevista él menciona a alguien con crucifijo…

-Eso fue mucho después de que habló conmigo. Es que hay otros nombres que aparecen después. En cualquier caso, después de que me echara su cuento yo lo instruyo para que lo protejan.

-Quien lo recibe inicialmente es el fiscal Hernando Contreras, pero quien lo entrevista en la mañana es Gilberto Landaeta.

-(Hernando Contreras interviene): Gilberto Landaeta decidió ser la persona que haría la entrevista, porque yo llego al caso un mes después.

-(Fiscal): Hernando es de los fiscales que se integran a la comisión de último. Inicialmente fueron Sonia Buznego, Turcy Simancas, Yoraco Bauza y Gilberto Landaeta. Posteriormente agrego a Hernando. Pero Hernando provee la protección, que consistía en hablar directamente con la DIM.

-¿La salida de Gilberto Landaeta del Ministerio Público no está relacionada con este caso?

-Él tiene un incidente en Vargas el 24 de diciembre de 2005, y lo separo de la investigación en febrero de 2006. Al principio yo le creo a Gilberto, pero el gobernador de Vargas y el comandante de la policía me echan otro cuento y abren una denuncia. Yo envío a unos fiscales, y cuando investigan me dicen que no es verdad lo que dice Gilberto. Yo tenía que sacarlo.

-¿Se ha corroborado algo sobre la posible relación entre Vásquez y Landaeta?

-La vaguada se llevó donde podíamos investigar, pero ambos dijeron que no se conocían.

-¿Entonces no se conocían?

-Yo no hago afirmaciones. Hay una diferencia de 23 números en la cédula. No me puedo dar el lujo de hacer afirmaciones.

-¿Usted considera a Vásquez en parte responsable de la muerte de Anderson?

-No. Hasta este momento no. Pudiera ser que en el transcurso de la investigación apareciera. Hasta ahora aparece infiltrado como del DAS; si ellos lo niegan, eso es un problema de seguridad de Estado.
-Fiscal, el testigo ha dicho tantas cosas que no son ciertas.

-Y tantas que son ciertas. Hay muchísimas más cosas ciertas.

-¿Qué ocurre si el testigo decide no declarar en el juicio?

-No le podemos poner un revólver en el pecho. Si él no quiere declarar, no va a declarar. Además, la conclusión que yo saco de la entrevista publicada por El Nacional es que quienes buscaban intimidarlo lo lograron, y ahora el tipo está chorreao. Es más, no me extraña que haya dado esa entrevista desde una poceta.

-¿Y qué ocurre con la acusación contra los autores intelectuales? ¿No está sustentada en el testimonio de Vásquez?

-Eso es lo que tú crees. Incluso los medios inventaron lo de testigo estrella, para mí la única estrella que hay es la de Belén. Yo no tengo testigos estrellas. A mí me parece que es un testigo importante. Es más, no lo califico de testigo estrella porque no creo todo lo que dice.

 

Para escuchar la entrevista visita al Procer

 


Anuncios

7 comentarios en “El Desengaño del Fiscal General

  1. El dramtismo de la canción va muy acorde con la forma de actuar del fiscal, sobre todo esa parte que dice “mentira todo era mentira, palabras al viento, tan solo un capricho que un niño tenía”

    Jajajajajaja demasiado cómico.

    Ahora, el tema en cuestión no es nada cómico, esperamos que termine la persecución contra Patricia luego de esto.

    Me gusta

  2. ¿Queda alguna duda de que “Er Conde” es uno de los personajes públicos más serios y creíbles del momento? Bueno, no, exagero: es que delante de Julián Isaías cualquiera es la seriedad en pasta.

    Me gusta

  3. El nuevo y flamante Fiscal General será, a partir de Enero, luego de los 10 (o 100, que más da) millones por el… buche, el Coronel Eladio Aponte Aponte.
    Anótalo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s