Sigue la Crisis en Birmania

En 1948 el Reino Unido se vio obligado a concederle la independencia a éste país del Sudeste Asiático, pero ellos aún no se la conceden a sí mismos.

Éste pequeño, pero estratégicamente importante país por sus riquezas naturales y su frontera con China, es reconocido internacionalmente por la ONU y la UE cómo Unión de Myanmar. A pesar de que el nombre es una imposición de un gobierno que pasó por encima de su pueblo, los organismos internacionales osan llamarlo Myanmar y ex Birmania, consolidando con ese gesto, el deseo y los abusos de seres despreciables, que manejan un régimen capaz de matar monjes. No se por qué eso me recuerda, la “eficiencia” de cómo la ONU y sus países poderosos se encargaron del los problemas de Ruanda, es decir, del cómo no hicieron nada para parar la matanza que se dio en ese país africano en 1994.

El régimen Militar que oprime a Birmania gobierna desde 1962 y desde 1990 no se dan elecciones parlamentarias. La junta militar SPDC (Consejo de Estado para la Paz y el Desarrollo) perdió esas últimas elecciones ante la Liga Nacional para la Democracia, obviamente los militares gobernantes desconocieron los resultados y arrestaron a sus opositores, entre ellos la Premio Nobel de la Paz y la que es considerada Presidenta de Birmania, Aung San Suu Kyi, quién es la hija del Héroe Nacional Aung San quien firmó en 1947 el tratado de independencia de su país con el Gobierno Británico, antes de ser asesinado.

Aung San Suu Kyi, ha recibido muchos premios, por estar presa, el mundo lava su conciencia y su culpa entregándole a una mujer valiente reconocimientos por el trabajo que deberíamos hacer todos, Aung se graduó en Oxford, trabajaba en las Naciones Unidas y era Profesora en La India, pero vuelve a su país en 1988 para liderar la “revolución del espíritu que se manifiesta mediante el reconocimiento de la necesidad del diálogo y la compasión por los más humildes”. Desde 1989 es arrestada, cosa que no le impide ganar las elecciones de 1990 que no fueron reconocidas. Ella ha preferido quedarse con su pueblo prefiriendo estar presa que en el exilió y cada día da testimonio de su fe en “la idea del bien y de lo justo”.

Aung San Suu Kyi, ha recibido el Premio Thorolf Rafto de defensa de los derechos humanos, el Premio Sajarov, de libertad de pensamiento, el Premio Nobel de la Paz en 1991, hasta el Premio Simón Bolívar de la UNESCO en 1992, que “recompensó por primera vez el combate de una mujer visionaria que combina el idealismo y el pragmatismo ilustrado siendo consciente al mismo tiempo de que otros movimientos similares en Asia se han inspirado, en la lucha pacífica de la Liga”.

El régimen militar contra el que luchan los birmanos, quién tiene aún recluida a Aung y que lleva más de 40 años en el poder es de corte comunista, posee un partido único que lo controla todo, y una Constitución que fue aprobada en 1974 y que definió al país como “república socialista”. Para 1988 es gobierno sufre un golpe de Estado (entre ellos se pelean por el poder) y para 1989 el gobierno militar recién instaurado cambia el nombre del país por “Unión de Myanmar”, que fue rechazado por la oposición tanto dentro y fuera de Birmania. Aunque eso no impidió que organismos internacionales lo reconocieran. En ese mismo año del cambio de nombre (1988) murieron más de tres mil personas en lo que fue un esfuerzo inmenso de su población para resistir los abusos y lograr la libertad, ya no de los ingleses sino de sus mismos compatriotas que monopolizaban las armas y el poder.

Desde el pasado 15 de agosto del 2007, cuando el gobierno decidió aumentar los precios de los combustibles y el transporte, la oposición salió a las calles a protagonizar uno de las más grandes protestas desde 1988, es más, ya para septiembre al menos 20.000 personas, 10.000 monjes budistas y otra misma cantidad de simpatizantes, se congregaron en las calles para no solo mostrar su desacuerdo con la opresión económica, sino para manifestarse a favor de la democracia.

La junta militar ha limitado las comunicaciones, ha cerrado salas de navegación, ha cortado por completo internet porque las imágenes de soldados atacando a monjes y a la sociedad civil fueron difundidas por ciudadanos a través de sus cámaras y teléfonos celulares, cosa que les permitió subir cantidades impresionantes de vídeo y de fotos a la red, también éstos mismos ciudadanos les enviaban a las agencias de prensa internacionales (las pocas que quedaban en el país) todo lo que podían documentar. Dentro de esa pelea por las comunicaciones murió un reportero gráfico japonés, por el que su país pide sanciones, y según medios birmanos, hay un reportero detenido y 3 desaparecidos, por cubrir las protestas a favor de la democracia, donde ya han muerto aproximadamente 16 personas.

La ONU ya está tratando de intervenir en la situación, pero no como se esperaría de un organismo de su “importancia”, simplemente nombro a un enviado internacional Ibrahim Gambari, para entrar en conversaciones con el líder de la junta militar, el general Than Shwe, quién lo ha dejado plantado varias veces. Y es ahí cuando nos podemos preguntar, por qué la ONU legitima al militar que ha matado y oprimido a su propio pueblo, por qué no actúa diligentemente a favor de las protestas por la democracia y libertad. Qué cosa se puede negociar con un asesino que además deja como un tonto a su enviado.

No niego que la ONU cumpla un rol importante gracias a algunos de sus programas, pero éste papel se acaba a la hora de tomar decisiones como en los casos del Genocidio en Ruanda, la Guerra de Irak, o las Protestas en Birmania… ella deja de ser un organismo internacional de consensos y paz y se convierte en el escenario de pugnas de poder e intereses individuales. Donde EEUU usa su poder para no desalojar Irak, donde los gobiernos sobre todo el francés, el alemán y el belga se lavaron las manos con Ruanda y donde China se beneficia con el gas birmano y la tranquilidad que debe reinar para no empañar su planificación y desempeño en los juegos olímpicos que organiza.

El mundo y la comunidad internacional debe dejar de ser testigo de las atrocidades cometidas por el hombre, de qué vale haber documentado el holocausto, si no se evitan cosas cómo esas en el presente, simplemente es un recuerdo de algo que se debió parar antes de que millones de personas murieran, porque sabemos que allí el mundo actuó algo tarde. No vale tener tecnología y que la información llegue en segundos si no hacemos algo al respecto con ella, no podemos etiquetar fotos ni vídeos para un mayor tráfico ni para que la gente lo consiga más rápido en google y se entere de que en Birmania mueren monjes, si eso no es evitado.

Tenemos que recordar que nosotros tenemos el poder de difundir información, pero también tenemos el poder de cambiar las noticias siendo los protagonistas y evitando hechos como esos, dejemos de ser simples mensajeros y empecemos por ser los protagonistas en nuestros propios países, por algún lado tenemos que empezar.

__________________________________________________________________________

Referencias:

Wikipedia1, Wikipedia2, Wikipedia3, Ceres Televisión, Panactual.com, Infobae.com, El Porvenir.com, Telecinco.com

 

, ,
, ,
,,

 

 

 

 

Anuncios

8 comentarios en “Sigue la Crisis en Birmania

  1. Excelente Informacion!! de verdad que aprendi mucho con este post, pues no comprendia muy bien algunos aspectos de esta crisis.

    Mil Gracias nuevamente!!

    Me gusta

  2. Kare una vez más nos regalas un excelente post, yo personalmente estoy aterrada con todo lo que está pasando allá…es tan terrible, no comprendo cómo pueden meterse con los pobres monjes budistas y sigo pensando cómo es posible que un pequeño grupo aterrorice todo un país…no hay derecho!

    Me gusta

  3. Ciertamente, este post me ha explicado muchas cosas que no se comprenden a simple vista en el conflicto de Birmania.
    Y una de las preguntas que tú planteas aquí (acertadísima, por demás) ya yo me la había hecho en mi cabeza “¿De qué vale haber documentado el Holocausto si no se evitan cosas como esa en el presente?”
    Es decir: Coño, ¿no aprendimos nada??? ¿Guerra, muerte y genocidio OTRA VEZ??
    Y la ONU con diálogo y pañitos calientes no logra absolutamente nada.
    ¿La infociudadanía puede hacer algo? – se pregunta uno.
    Aunque sea pegar un grito, supongo.

    Me gusta

  4. ¿Que espera al mundo para actuar? ¿Que aparezca un pozo de petróleo para justificar una intervención militar?. Otra cosa que me llama la atención es que en mi diario viaje por la fauna revolucionaria, izquierdosa y progre que hay en el ciber espacio no he visto (si los hay por favor diganme) ni una sola condena contra el gobierno militar de Birmania… es que parece que los ratones les comieron la lengua.

    Hay que ver lo rápido que llenan el ciber espacio de protestas cuando un soldado estadounidense mata aun civil iraqui, o cuando alguna personalidad se burla de alguno de sus lideres; las páginas web de los gobiernos revolucionarios no tocan el tema al igual que los bloggers y hay que ver todo lo que ha hecho el régimen militar birmano, masacrando a manifestantes, a fotógrafos, atentando contra la libertad de expresión cerrando ciber cafés y cortando las comunicaciones.

    Es que parecen como esos sapos que se entierran bajo tierra a la espera de que llueva para volver a salir a la superficie, me los imagino agazapados detrás de su computadora, esperando la nueva metida de pata de los EEUU y su política exterior para salir a la superficie, de resto parece que la lluvia de criticas a la matanza no los moja ni un poco. Como dicen en Venezuela “Cachicamo diciéndole a morrocoy conchúo”, no la verdad no me los imagino.

    Me gusta

  5. El único comentario de una web izquierdista que he encontrado hasta ahora es de Rebelión.org que va dirigida casi exclusivamente a denunciar que occidente, y particularmente los EEUU, solo se interesan por lo que pasa en Birmania para que China no negocie el petróleo y el gas birmano y así cortarle su desarrollo. En serio, eso dice.

    Por otro lado está muy bueno el resumen de Kareta sobretodo al recordarnos que el régimen birmano es un gobierno comunista, algo que pasa bajo la mesa cuando siempre se habla de “junta de gobierno militar” como si se estuviera hablando de un gobierno militar de derechas.

    Me gusta

  6. Hola Karelia!

    ¡Muy buena síntesis! Te felicito por el Post, pues aunque estemos sumidos en nuestras preocupaciones locales, debemos ser solidarios con otros pueblos que son víctimas de otras tiranías. Lamentablemente, es por falta de memoria histórica que tropezamos con la misma piedra.

    He sabido que mañana 04 de octubre habrá una campaña bloguera a nivel internacional para postear sobre Birmania. Dejo el enlace para pasar la voz y unirnos solidariamente con el pueblo birmano:

    http://www2.free-burma.org/index_es.php

    Un abrazo,

    Tico

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s